Gráfico de operaciones binarias

Cómo ganar dinero en bolsa con una baja inversión: las operaciones binarias

Muchos pequeños ahorradores tienen la tentación de poner su dinero a trabajar en la bolsa para aumentar sus ganancias impidiendo que algunos factores económicos como la inflación o las devaluaciones de cambio les quiten poder adquisitivo. Ahora bien, la gran pregunta es cómo optimizar los beneficios sin hacer una alta inversión que ponga su capital en peligro. Una posible respuesta son las operaciones binarias. A continuación te mostramos qué son, cómo funcionan y cómo pueden ayudarte a ganar dinero.

Seguramente habrás escuchado más de una vez que la bolsa de valores es algo complicado, exclusivo y que está diseñado únicamente para que los grandes empresarios obtengan ganancias. En ese sentido, este tipo de negocios está asociado, la mayoría de las veces, a la necesidad de convertirte en un experto en el mercado financiero. Ahora bien, podemos asegurarte que no se trata más que de mitos e invertir en bolsa no es algo tan complicado como parece. Tampoco obtener ganancias.

Si estás en ese momento de tu economía personal donde, tras años de intenso trabajo y algunos movimientos inteligentes, dispones de los ahorros suficientes para estar tranquilo e intentar probar suerte en la bolsa para optimizar tus ganancias, seguramente estés buscando inversiones bajas para entrar en calor y, al mismo tiempo, moverte con cautela. Para eso, existen algunas opciones ideales para los pequeños ahorristas, como es el caso de las operaciones binarias.

¿Qué son las operaciones binarias?

Desde el interior del universo de los mercados financieros se está recomendando cada vez con más fuerza la inversión en operaciones binarias, sobre todo para aquellos que no poseen experiencia alguna en la bolsa de valores. Las razones de ello es que son bastante sencillas de comprender y hasta puedes ir aprendiendo mientras las ejecutas. Tal como sostiene su nombre, las operaciones binarias funcionan a través de la inversión sobre el comportamiento económico de diferentes activos monetarios, entre los que se destacan las divisas, las materias primas y las acciones en la bolsa.

Dentro de las operaciones binarias vamos a encontrar que existen dos opciones para invertir. La primera lleva el nombre de “Call” y se trata de las opciones de compra donde se apuesta porque el activo elegido va aumentar su valor. Por su parte, la opción denominada “Put” va a significar lo opuesto, ya que apostarás por la caída del valor de un activo. Un ejemplo simple: si piensas que el oro va a subir de precio, ejecutas un “Call”. Si piensas lo contrario, ejecutas un “Put”. De allí su nombre de “binarias”, ya que solo existen dos posibilidades.

Cabe señalar que, para el pequeño ahorrador o el principiante, una las ventajas de operar con opciones binarias es que el inversor va a recibir siempre un retorno fijo, ya sea que te toque ganar o perder con tu apuesta. De este modo, producto del reembolso de una parte de nuestra inversión, nunca se perderá el total del capital invertido.

Ganar dinero con las operaciones binarias



Si tenemos en cuenta las distintas plataformas en las que puedes operar con opciones binarias, se puede asegurar que el porcentaje de devolución de las inversiones tiene un promedio del 10%-15%. Sumado a ese beneficio, es importante destacar que la rentabilidad en el caso de que nuestras inversiones sean acertadas alcanza el 70%-85%, lo que supone que esta forma de operar en la bolsa sea una de las más atractivas.

Diferencias entre opciones binarias y Forex

Muchos jóvenes inversionistas suelen confundir a las opciones binarias con el Forex, ya que a simple vista pueden presentar algunas similitudes, como por ejemplo el apostar por la pérdida o ganancia de valor de una divisa. Sin embargo, mientras que con las operaciones binarias, como ya te hemos comentado anteriormente, puedes invertir en distintos activos financieros, con el Forex solo puedes hacerlo con divisas internacionales. No es casualidad su nombre, ya que Forex es una abreviatura del término “foreign exchange” (que en español se traduce como “cambio de divisas”).

Otra diferencia importante es que con las opciones binarias solo debes concentrarte en el comportamiento financiero del activo elegido, mientras que con el Forex estás obligado a prestar atención al mismo tiempo a las dos divisas por las que hayas optado para realizar tu inversión. Además, las opciones binarias son más claras con sus reglas de juego, ya que desde un principio sabes cuánto puedes ganar o perder, mientras que en el Forex no se conocen las eventuales ganancias hasta se cierre la posición. Eso quiere decir que la ganancia es variable y no fija como con las opciones binarias.

También es importante resaltar que las opciones binarias son más sencillas de utilizar que el mercado Forex, sobre todo debido a que no implican el uso de “stop loss / take profit”. ¿Qué significan esos términos? Estos son dos elementos fundamentales dentro del Forex, ya que son los que debes utilizar para detener una pérdida o para retirarte en el caso de alcanzar las ganancias que te habías propuesto obtener. En las opciones binarias, en cambio, es todo mucho más sencillo. Si aún tienes alguna duda, puedes consultar en Internet alguna guía de trading con opciones de las muchas disponibles.

Por último, otro aspecto en el que se diferencian ambas formas de inversión es que en el mercado Forex las acciones que ejecutes pueden estar abiertas sin ningún límite de tiempo. Por su parte, las opciones binarias sí poseen una fecha tope de vencimiento, la cual se conoce desde el momento mismo en el que se inicia el contrato. Además, generalmente suele ser un plazo corto.

Una buena opción para empezar

Como habrás visto, después de todo lo que te hemos comentado en este artículo, las opciones binarias son una buena forma de comenzar a invertir nuestros ahorros en la bolsa de valores sin necesidad de contar con un gran capital y sin poner todo en riesgo. ¿Qué esperas para empezar poner a trabajar tus ahorros y elevar tus beneficios?